top of page

Pareja inseparable



Play Doh, de Jeff Koons



Este mundo estimula dos prisiones: la de la utilidad y la del entretenimiento. Ambas pasan por los mismos dispositivos, de forma que se sale de una para entrar en otra en un ciclo ininterrumpido que no deja espacio para otras opciones. El espacio debe ser construido a pico y pala, y no es tan fácil vislumbrar de antemano cuáles son esas alternativas, qué va a ocupar ese vacío ansioso por ser rellenado.


Parece un acertijo, ¿qué es lo que no es entretenimiento ni utilidad? Si no divierte y tampoco sirve, entonces ¿para qué? No se sabe. Hay que correr el riesgo, porque utilidad y entretenimiento están enemistados con la pérdida, ya sea del tiempo o de lo deseado.


Esa pérdida es la que abre el espacio, el intersticio por el cual puede colarse otro relleno para la existencia. La pareja inseparable seguirá viva, pero en convivencia con nuevos miembros.

Comentários


bottom of page