Misión


The giantess, de Leonora Carrington

Hay una rotación de ideas, pero no me engaño pensando que son nuevas. Son viejas y persistentes, andan rondándome desde siempre, algunas más en la superficie y otras tan profundo que parecen nacer de la nada, pero no me engaño, no. Soy casi pensada por ellas.

Y soy hablada por ellas.

Hablar en voz alta, hablar siempre que se pueda, no desperdiciar un momento regalado a la dispersión o a la inactividad, hablar con les que escuchan. Buscarles y reunirles primero, a eses que tienen oídos para estas palabras, que como dije no son mías, simplemente están acá conmigo.

¿Y después? Apenas (o tanto como) vivir.