*

Escribo. Todas las semanas. Al principio, la mayor parte de los textos parecían tener un único destinatario (las cosas que te decís escribiendo pueden ser sorprendentes); pero desde que empecé a compartirlos, se transformaron en punto de encuentro con el mundo.

Más que humano

Yellow duck II, de Liliana Porter Tener un propósito definido puede no encajar en palabras. Puede no entrar en diez renglones o en una página. Puede ser tan múltiple como escaso. Puede caber en el hueco de la boca o necesitar un abrazo de sequoia, un ser colectivo para manifestarse. Y va por acá este escrito. Cuando era chica leí Más que humano, la novela de Theodore Sturgeon sobre un organismo gestáltico. Cuatro personas de diferentes edades conformaban una sola conciencia, una nueva forma de evolución ( la serie Sense8 sin duda es la heredera más famosa de esa idea). De más grande conocí algunos de estos seres de ciencia ficción, conformados por varios cuerpos, que se amalgamaban en la con

El inquieto

Sin título (Alan Kurdi), de Muhammad Ansi No se calla. Quiere hablar todo el tiempo y yo le digo que pare, pero ni caso me hace. Busca sin cesar la manera, cuando en realidad tal vez sólo precise reposar un poco, descansar de la búsqueda, para que surjan nuevos aires y otras formas. Pero en ese movimiento frenético confía, porque es lo que alimenta su inspiración. Sabe que, de alguna manera, exponerse a la diversidad del mundo le da más chances de ser visto, y sobre todo de ver. Va a todos lados y no fantasea con las consecuencias, no pierde tiempo en anticipar los resultados (la mayor parte de las cosas en la vida, piensa, no dan ningún resultado). ¿Qué importancia podrían tener los logros,

Parar el mundo

Salí a hacer compras. En el camino de vuelta descubrí unas esculturas móviles, que con el viento iban cambiando muy sutilmente, formando figuras que no duraban un instante, en constante avidez de transformación. Cuanto más lento se producía el cambio, más yo caía en la cuenta de lo inaprensible de esas formas, a no ser fotografiándolas. La única manera de inmovilizar el momento era volviéndolo imagen, reproducción; en la realidad, no se podía. Pensás en parar el avión y salir a respirar aire fresco. Pero algunas cosas sólo se sostienen en el aire por estar en movimiento, y eso es parecido a lo que sucede con el tiempo. A veces lográs que el mundo funcione en cámara lenta, que un segundo se s

Bajar la guardia

Imagen de la película Fitzcarraldo, de Werner Herzog Escribo bajo la lluvia, con viento y fresco en la cara. Me abrigo lo suficiente y me traigo el mate para afuera, mate de la pava directo, porque tengo una que me encanta y que ningún termo supera. Miro la selva inspiradora que me rodea, ya me dijeron que parezco una vieja con todas estas plantas, ¿será un síntoma de vejez querer rodearse de verde? Despego un poco la raíz de mi pelo del cuero cabelludo, así las ideas se expanden como una esponja en el agua, se hinchan y se hidratan. Periódicamente seco la pantalla porque gotículas la alcanzan, hasta que me pregunto seriamente sobre la robustez de mi laptop ante factores como el agua. Y

Entradas

Archivo

  • Black Facebook Icon
  • Instagram Social Icon