Algunas cosas que duran toda la vida

July 21, 2018

 

 Ilustración de Aitch

 

 

Un montón de personas anónimas hace el mundo. Cuando pienso en ellos quiero zambullirme a hacer el mundo también, y pienso que cada segundo cuenta para eso. Si uno no va a tener hijos, ¿por qué esa ansia de construcción de futuro? Por los hijos de todos. 

 

Hay gente que va juntando personas y cosas a lo largo de la existencia, y si al igual que Isadora decide jamás casarse, lo que en realidad decide es no arrinconar al amor.

 

No es que se entregue sólo a los entretenimientos, que busque únicamente comer un caramelo ⎼que no sabemos para qué sirve, es un invento del ocio, innecesario por donde se lo mire excepto para esperar a que venga algo bueno en serio⎼. La cuestión es que dista mucho de ser un voyeur de la vida el que busca formas no convencionales de formar familia. Ocasionalmente la gente se confunde, piensa que no hay profundidad en esa elección, sino apenas entretenimiento. Yo sé que algunas cosas que duran toda la vida pueden ser meros entretenimientos también.

 

Un juguete para niños, adultos y ancianos, que se toca con la lengua y desprende esas estimulantes chispas para los sentidos, me dirás, tiene su valor. El tema es a cuántos caramelos se está de la indigestión. ¿Son los caramelos una forma de acercarse al placer o de escaparse del dolor? Me inclino a encasillar todos los entretenimientos en esta segunda categoría, a riesgo de hacer una apología del aburrimiento.

 

Habría que ver cuán a menudo los entretenimientos son fértiles para acercarse al placer; no tengo tan clara la estadística, pero sí la diferencia entre un entretenimiento y un tornado de sustancia vital (creo que los nombres que uso para ambas categorías de experiencias explican suficientemente bien, al menos me explico a mí lo que pienso al nombrar estas cosas). Y entonces distingo perfectamente lo que es para mí un entretenimiento, y la palabra pasatiempo de pronto adquiere todo el sentido para definirlo, y me pregunto quién en su sano juicio querría dejar pasar el tiempo. El que está en la cárcel, tal vez. (Aunque siempre pensé que si estuviera presa estaría libre del desperdicio, ya que el descarte brusco de muchas opciones vitales te enfrenta a una austeridad de elecciones capaz de encauzar al más disperso).

 

Cada vez que la paso bien me hago irremediablemente la pregunta, ¿estás dejando pasar el tiempo o estás en lo profundo del corazón salvaje?

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Lo que antes era imposible

March 29, 2020

Cuarentena hipercomunicada

March 22, 2020

1/15
Please reload