La felicidad de fajina y la épica

July 7, 2018

Imagen del videoclip All is full of love, de Björk

 

Ciertamente dormir bien, alimentarse adecuadamente, hacer actividad física, tener tiempo para recrearse genera un puerto propicio para que la felicidad atraque. Pero como felicidad es una de esas palabras que necesariamente hay que definir y explicar para, en el mejor de los casos, ponerse de acuerdo con el lector antes de seguir adelante, me apresto a la tarea.

 

Para mí existen dos tipos de felicidad: por un lado está la felicidad de fajina, esa que no sufre tanto con los imprevistos embates externos y que hace que uno se sienta una persona feliz. Y por otro, la que llamo felicidad épica, esa que uno siente en los momentos memorables de exaltación, a veces relacionados con actividades o logros muy preciados y que no obstante pueden no tener ninguna raíz evidente.

 

La felicidad de fajina está muy relacionada con la calidad de vida, que considero un concepto bastante personal, en el sentido de que si bien hay generalidades, no todos precisamos lo mismo para mantenerla. Hace falta experimentar un poco para llegar al ritmo de vida ideal, y al cabo de esos experimentos sistematizar algunas rutinas. Esta felicidad, como se deduce de lo anterior, se construye con paciencia y hace falta un trabajito de hormiga extendido en el tiempo para preservarla.

 

Lo triste es que uno puede sentirse infeliz si tiene esta, pero no la otra. La otra felicidad, la épica, es más esquiva y temperamental. No siempre aparece relacionada con las cosas que nos dan placer, y muchas veces deja un rastro de angustia igualmente intenso. Requiere un espíritu aventurero, o lo que yo llamo así, pese a que esa aventura estará restringida a un ámbito en el que cada uno sienta que puede arriesgar porque le sobra. ¿Qué significa esto? Que hay que ser fuerte para vivir un momento de felicidad épica sin la parte amarga que puede acompañarla, y valiente para salir a buscarla porque muchas veces se encuentra en el medio de la batalla. 

 

Puede pasar que uno se enfoque tanto en perseguir una sola forma de felicidad que descuide la otra, o se blinde ante muchas otras que no están listadas en este artículo. En este terreno también habrá que aprender a aceptar la multiplicidad.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Resina

February 22, 2020

Signo de los tiempos

February 9, 2020

1/15
Please reload