*

Escribo. Todas las semanas. Al principio, la mayor parte de los textos parecían tener un único destinatario (las cosas que te decís escribiendo pueden ser sorprendentes); pero desde que empecé a compartirlos, se transformaron en punto de encuentro con el mundo.

Declaración de amor

Shiva Natarája A Borges le fascinaban las posibilidades estéticas de la metafísica. Me dispongo a poetizar la filosofía (práctica). Una filosofía que considera el comienzo del universo como la perturbación de una calma solitaria, como una irrupción de sentimiento donde sólo había estabilidad. Una escultura en las manos. Primero parece que la sostengo, después soy toda escultura. Abrir la tapa de un torrente incontenible de gratitud, que estaba ahí todo el tiempo, preso como un genio en su lámpara. Sacudir el automático y llevarse de la mano a otras costas. Volver con una fuerza renovada, una segunda inmersión mucho más determinada. Respirar el sol. Tener la piel calentita adelante y más fres

Flotación

Endless Night, de Gianni Corniola “El camino te lleva”, me dijeron la primera vez que agarré una bicicleta para desplazarme a un kilómetro de donde estaba. Eso significaba que no había forma de perderse, que si te mantenías fiel al camino ibas a llegar a destino. A veces acudo a esa imagen para amortiguar el impacto de la incertidumbre, que desatada es capaz de corroer todo lo que se va construyendo. Imagino que el camino me lleva. Y como no veo tan claramente el camino, porque puede ser que una ruta en el asfalto tenga límites bien visibles pero no es así con los proyectos que vamos llevando adelante, empujando hacia la concreción o dejando que nos conduzca el impulso de otres, si no distin

Sospecho

Ilustración de Neko Katz La sensibilidad, el don de cuidar, ¿son territorio femenino? Me resulta tan sospechosa esta aseveración como decir que la agresividad y la ambición forman parte del paisaje masculino. No confío en la mirada desde adentro: ¿cómo se siente un grumo en la polenta? Probablemente como el último remanente de la esencia intocada de la harina de maíz, resistiendo hasta último momento los embates de nuestro cucharón homogeneizante. Desde nuestro punto de vista en cambio, es un obstinado que se rehúsa a fundirse con la totalidad, ¡egoísta! Me siento incómoda al atribuir cualidades a este o a aquel género. Si lo hice en algún momento, quiero cambiar. Quiero evaluar las cualidad

Entradas

Archivo

  • Black Facebook Icon
  • Instagram Social Icon