*

Escribo. Todas las semanas. Al principio, la mayor parte de los textos parecían tener un único destinatario (las cosas que te decís escribiendo pueden ser sorprendentes); pero desde que empecé a compartirlos, se transformaron en punto de encuentro con el mundo.

Libertad de dioses

Fotografía de la obra Nelken (Carnations) de Pina Bausch Estoy muy desacostumbrada, pero al mismo tiempo me acuerdo de la sensación de no ser anfitriona, de no tener ningún poder. Depender de que otre te hable y al mismo tiempo evitarlo, con miedo a que ese otre no sea quien vos elegirías, o que sea justo quien vos no elegirías. Me gustaría saber flotar. Nadie ayuda por acá, un poco elle, porque tiene el cetro. De vez en cuando hace una invitación para todes y de esa forma la masa de gente se mueve con lentitud. “¿Alguien está para la barra?” Un par reaccionan, la masa se acomoda. Les que tienen algo que hacer ni escuchan. Pero si están como yo, sin siquiera un celular para escribir estos pe

Desprolija

Sin título, de Cy Twombly Un recipiente se llena de diferentes elementos. Si tomás a dos niñes preescolares, cada une en su casa, y les das la consigna: simplemente llená este frasco, ellos van a meter en ese espacio autitos de juguete, agua, tierra, plastilina, algún que otro bicho. Es posible que ambos consigan superar el desafío, pero nunca con los mismos contenidos. En la infancia y en la adolescencia nos piden una y otra vez que llenemos recipientes con contenidos idénticos, pero nunca el éxito es uniforme, porque cada une trae en su bagaje distintos materiales. Lo que más me costaba en la escuela primaria era la prolijidad. Una vez borré con tanta insistencia una hoja de cuaderno que l

El destierro en mi lugar

Las pipas, de Ai Weiwei ¿Qué pasaría si te destierran de tu lugar? Hoy en día, ¿qué destierro podría ser tan indeseable que sea preferible la muerte? En mi lugar, las potencias conviven con las posibilidades. Es decir que en cualquier momento puede descubrirse un terreno ignorado de latencias. Solo existen porque sé que están ahí, y solo están latentes porque todavía no me di cuenta de cómo usarlas. Con el debido entrenamiento se accede a ellas. Mi lugar está lleno de pensamientos para le otre. Cuando me pregunto por qué hago esto, si hay una expectativa de ganancia personal oculta bajo el altruismo, me respondo que las mañas de la argumentación pueden convencerme de que sí, de que es en ben

Cambiemos de tema

Purple atmosphere, de Judy Chicago En la búsqueda de libertad te deparás con muchas respuestas posibles. Vos querés explorar el terreno de la sutileza, porque lo grueso ya fue conquistado, y ahí descubrís que no es más fácil, sino más difícil. Cada pasito para avanzar desde la base se vuelve más arduo. “No es para tanto” es lo que más escuchas y lo que más te anula. Te hace sentir que sos quejose, que no tenés derecho a pretender tanto, que exagerás, que hay personas que no tienen qué comer… Es un comentario disuasivo que te hace quedarte en el molde. Y por ahí muches se quedan, rumiando sus anhelos y considerándolos inalcanzables por demasiado ambiciosos. Cuando me pregunto cómo hacer para

Entradas

Archivo

  • Black Facebook Icon
  • Instagram Social Icon