*

Escribo. Todas las semanas. Al principio, la mayor parte de los textos parecían tener un único destinatario (las cosas que te decís escribiendo pueden ser sorprendentes); pero desde que empecé a compartirlos, se transformaron en punto de encuentro con el mundo.

La era de la expresión

Lirio negro III, de Georgia O´Keeffe En la era de la expresión, es más importante decir que une tiene ganas de ir al baño que emprender el camino hacia allí. Aunque de esa forma se pierda tiempo y une termine haciéndose en los pantalones, porque la manifestación de la necesidad es tan incontenible como la necesidad en sí. Ante la pregunta “¿cómo vamos a hacer para resolver esto?”, mi respuesta siempre fue “pongamos manos a la obra para descubrirlo”. En el recorrido los melones se acomodan, incluso une puede darse cuenta de que era otro el cambio necesario, o ninguno. Se corre el riesgo de avanzar en círculos, de no llegar a ninguna parte, pero estoy segura de que con sólo salir a dar una vue

Reverberancia

El jardinero, de Liliana Porter Se ha convenido en llamar mito en sentido estricto a una narración que se refiere a un orden del mundo anterior al orden actual, y destinada a no explicar una particularidad local y limitada, sino una ley orgánica de la naturaleza de las cosas. Diccionario de mitología griega y romana, de Pierre Grimal. Algunas ideas reverberan mil veces en mi cerebro antes de extinguirse. Cuando dan paso, no sin resistencia, a un nuevo pensamiento conciso y demandante que busca con prepotencia instalarse, estas ideas inagotables quedan en pausa, pero conservan parte de mi atención. Esa latencia origina que tarde o temprano, algo de mi realidad refleje la idea inextinguible y

Abrir la puerta

Serie 365 días, de María María Acha-Kutscher Respirar profundo. De pronto te das cuenta de que no lo estabas haciendo, como si hasta ahora no hubieras querido absorber tanto mundo, dejando que pase apenas lo mínimo indispensable para alimentarte, al ras de la necesidad. Montaste una barricada invisible que te protegió de quién sabe qué males. El problema es que con ese filtro quedaron afuera muchas buenas cosas, nutricias y generadoras de lo desconocido. Durante una extensa temporada te guardaste muy bien de dejar entreabierta la puerta, cerremos con llave por seguridad, y ahora que te atrevés, entra a borbotones ese mundo abrumador, como una madre sonriente con las manos llenas de frutas ma

Cualquier presente en la Tierra

Sistema geocéntrico de Ptolomeo Solemos imprimir en las relaciones el mismo nivel de gravedad al deber y al disfrute, cuando en realidad no nos debemos nada. Puro placer debería unirnos; sin embargo, deserciones en masa evidencian lo contrario. Deserción de los vínculos tristes y de los que, en potencia, serían felices: abandono por exceso de expectativas, que se transforman en presión que hace de la existencia una caldera. Nadie quiere estar en una caldera, aunque esté fría. Hay que salir lo antes posible, imagináte lo que puede suceder en cualquier momento si alguien prende la mecha. Una oración para este momento: “librémonos de las expectativas, porque encogen el presente y ponen el pasad

Entradas

Archivo

  • Black Facebook Icon
  • Instagram Social Icon